Super contacto total

Más publicidad. Un chico y una chica, en un sofá, en pleno acto sexual. Es un polvo algo insípido, porque ni parecen estar disfrutando demasiado, ni se enseña carne por ningún lado, pero oye, hay gente muy rara por el mundo. Ni por esas, pero sigamos.

Para variar, la tía está bastante buena. Y también para variar, el tío no. En el momento cumbre, ella va y pregunta: "¿Seguro que lo llevas puesto?" (No sé, no ves que como soy amnésico...). Ante tal pregunta, cualquier tío metería la mano y comprobaría si el condón sigue allí, o le diría a ella que lo hiciese (se la está metiendo, digo yo que no pasa nada porque ella se la toque con la mano, ¿no?). Pues ellos no, por lo visto no pueden. Putada putada, porque tiene que levantarse del sofá, con los pantaloncitos en las rodillas, y andar de esta guisa hasta el cuarto de baño, ¡a mirarse la minga!. Reconozco que no lo entiendo. Quizá sea cosa del tamaño, y necesite luz, vete tú a saber. Ya digo que hay gente muy rara por el mundo. Este también tiene su lógica publicitaría, pero es la única que tiene.

En cualquier caso, no se trata de anunciar que te tengas que levantar al baño cada vez que tengas que mirártela —menos mal—, sino que con sus condones, no se nota nada. Bueno, mejor dicho, que se nota. Que se nota todo todo todo y no se nota nada nada nada. Tonterías. Mentiras y más mentiras. Por supuesto que se nota. Supersensible, contacto total. Supermentiras. Mentira total. Coño, ¡que se nota, y mucho!. Hacerlo sin es incomparablemente superior a hacerlo con. Infinitamente superior. A pesar de los pesares. Que gran mentira, eso de que es igual, que da lo mismo, que no hay diferencia. Ya ya. Abuelito dime tú.

Alguien podría pensar que estoy haciendo apología de no sé qué, y quizá tenga razón. Es lo que tiene esto de ser un insensato. Que tras leer esto, si es que esto fuese popular, algún inconsciente podría decidir prescindir del condón por culpa de mis afirmaciones (qué pasa, ¿la peña no tiene cerebro o qué?). Pues bien, ¿sabéis qué? Ir sin casco también se nota. Se nota el viento, el aire en la cara, el sol, el pelo al viento y esas chorradas. Pero es verdad que se notan.

Y también se nota el coche que se te cruza y tu cabeza derrapando sobre el asfalto, eso también se nota. Bonita imagen, esa de tu cráneo desgastándose poco a poco por el roce con el suelo, ¿eh?. Puto asfalto abrasivo. Ah, y el SIDA y el cóctel de medicamentos, eso también se nota.

Somos mayorcitos, así que con cuidado, pero sin mentiras. Que se nota todo; no te vayas a pasar notando.

(Ejercicio para el lector: contar el número de veces que aparece el verbo 'notar' en cualquiera de sus formas verbales)