Recordatorio

Hace unos días recibí un correo de una amiga, Laura o Laurita, donde se me invitaba a entrar en una página (www.birthdayalarm.com) para evitar que así se le olvidase la fecha de mi cumpleaños al llegar tan feliz día. En concreto, el texto era el siguiente:

 

"Hola,

Estoy haciendo un calendario con los cumpleaños de mis amigos y conocidos.Si clikeas en el link los tendre y no tendre excusa si se me olvidan...Un beso

http://www.BirthdayAlarm.com/loquesea

Thanks, Laura "

 

Estimada Laurita, como ya te contesté, me parece una total mamonada que tengas que tener un calendario creado electrónicamente para acordarte de los cumpleaños de tus amiguitos. Eso está bien para los compromisos, para tu suegra, tu perro o el vecino que te mete mano en el ascensor, pero no para los amigos. Y si por alguna de aquellas resultas tener memoria de pez (o ser un pez), *nunca* digas que posees tal agenda. Realmente, ese es el problema, porque lo mejor de todo es que tengamos que ser nosotros los que rellenemos tal ingenio virtual. El próximo paso es que nosotros mismos te llamemos el día en cuestión para recordarte que es nuestro cumpleaños y así puedas tener la ocasión de felicitarnos sin apenas esfuerzo para tu cabecita.

Así que, si te acuerdas de tus amigos, felicita. Y si no te acuerdas, no felicites, que no pasa nada. Eso no significa perder una amistad ni que te corten las piernas. Lo más que recibirás será un comentario en alusión a tu memoria de pez. Y oye, no pasa nada y además así empiezas a asumirlo, que va siendo hora. Para acabar, simplemente decir que me la trae floja que la gente me felicite (imagino que he sido suficientemente gráfico). Lo que me interesa es únicamente el aspecto económico.

Pero sin duda, lo mejor es ese "Thanks" del final que le da ese precioso tono "poliglota", quizá hasta cosmopolita. ¡Impagable!