Publicidad subliminal

A tres meses vista de las elecciones generales, se han visto incrementados los anuncios por parte del gobierno —es decir, a cargo del erario público, el que pagamos todos— anunciando las mejoras como bajada de pensiones, el AVE, bajada de los impuestos, etc etc.

Es cierto que, como dice Quique, esto no son sólo mensajes en los que se facilita la asociación entre las mejoras hechas y el Partido Popular, o al menos, es posible que no lo sean de forma tan radical como lo expresé hace unas semanas. No obstante, es cuanto menos curioso que hayan más últimamente, y aunque no se pueda demostrar científicamente que pretenden lo que yo estoy diciendo, es fácil ver que intuitivamente, juegan muy a favor del Partido Popular.

Y esto no estaría mal si no se obviase el hecho de que el AVE no funciona a la máxima velocidad y que los plazos establecidos no se han cumplido, que el paro está subiendo o que la presión fiscal, a pesar de que los impuestos directos bajan, está subiendo. Lo malo no es que se diga lo que se hace, cuando se hace bien (como suele decirse, al César lo que es del César), sino que se cuenten mentiras. Aunque también reconozco que la subida de las pensiones en estos momentos me parece una medida puramente electoralista, así que tampoco puedo decir que me parece bien que se diga todo lo que se hace.

No pretendo dar una solución, sino dar mi impresión personal sobre lo que la mayoría de la gente percibe cuando ve un anuncio de este tipo, y creo que no voy desencaminado cuando digo que un pensionista probablemente vote al PP "porque le ha subido las pensiones", cuando lo ha hecho en realidad el gobierno y esas pensiones salen de su propio bolsillo (algo que por cierto es un problema de percepción generalizado; el gobierno administra el dinero de los españoles, no lo genera, aunque esa es otra cuestión).

El problema es que no hay posible alternativa... porque si al menos hubiese una oposición competente, fuese útil o inútil...