Nivea, anuncios y mentiras

No sé si han visto el último anuncio de Nivea. 

En él, perteneciente a su última campaña, esta compañía parece querer adoptar la estrategia de Dove, que se basa en afirmar que la belleza no está única ni principalmente en las pasarelas o en los anuncios de moda, y que no hay que estar bordeando la anorexia —o estar de lleno metida en ella— ni tener unas medidas perfectas para ser una mujer atractiva y bella. El eslogan, que seguramente recuerden, es "Por una belleza real", y en sus anuncios se ven mujeres que, aunque obviamente han sido cuidadosamente seleccionadas, no siguen el estereotipo de la mujer escuálida de los desfiles de moda o las páginas de Vogue.

Como decía, Nivea está intentando hacer lo mismo con esta campaña, y según leo en Mira lo que veo —por cierto uno de los pocos blogs que he encontrado críticos con el contenido del anuncio—, la Directora de Marketing de Relaciones con los Consumidores de la central, Jo Wood, afirmó que «ésta es una nueva visión para Nivea que aboga por una visión holística de la belleza. No hay una fórmula estereotipada de la belleza. Nivea reconoce que la belleza es auténticamente individual y multifacética».

Miren la imagen que aparece debajo y vuelvan a ver el spot publicitario. ¿De verdad les parece que, a la vista de las pruebas, Nivea piensa que "la belleza es auténticamente individual y multifacética"? ¿No es demasiada hipocresía querer vender una belleza no estereotipada a través de un anuncio en el que básicamente salen chicas jóvenes terriblemente guapas y atractivas, continuando con el modelo de belleza al que las revistas de moda nos tienen tan acostumbrados y que Nivea *simula* rechazar?