Deliciosas incoherencias

Estoy completamente vendido a la corriente estética actual. Admito mi parte de culpa en el sufrimiento de las féminas. En otras palabras, que las mujeres de los anuncios de Kellog's "Special K" son mi ideal de belleza estética femenina. Es lo que tiene esto de mamar estereotipos publicitarios durante tantos años. Para qué intentar cambiar después de 28 años. Además, estereotípicamente me gusto. Bastante.

Dicho esto, estaba el otro día rumiando lo absurdo que parece utilizar a mujeres de cara angelical, y a las que no les falta ni les sobra nada, para anuncios de cremas de belleza, cereales yogures y bebidas laigt, anticelulíticos et al. Y más, si encima salen quejándose de que tienen eso que no tienen y que les sobra eso que no les sobra.

Por supuesto, tiene su lógica publicitaria. Pero es la única que le encuentro.

(I don't need to need you / Tell me what to do / Tell me what to say / Don't you wanna help me / Tell me what to do / Help me find a way - Fischerspooner, Never Win)