Sensaciones

Hoy no estoy de humor para contarles nada; habrán notado que esto pasa desde hace ya algún tiempo. Aunque eso no acaba de ser cierto. El problema es que hay demasiado aire entre ustedes y yo, y sin querer dramatizar, la única forma que veo de hacerles entender lo que siento pasa por golpearles fuertemente en la nariz con mis nudillos. Quizá con el tabique nasal roto y la sensación de calor que acompaña a la sangre y el impacto podrían hacerse una idea, incluyendo la impotencia y la agresividad que probablemente sentirían hacia mi persona. Pero dejémoslo, ya les decía que no quería dramatizar y será mejor que no lo haga, o mañana alguien que yo me sé me llamará para preguntar si estoy bien (gracias, mamá). En cualquier caso, estarán de acuerdo en que es difícil transmitir algo así con palabras, y yo no dispongo del tiempo ni probablemente el talento para ello.

Les dejo hoy con una canción original de Kate Bush, en versión de Placebo: Running up that hill; pueden encontrarla dentro del genial Sleeping with ghosts. Pensé en Popular, de Nada Surf, pero eso será otro día. Espero que les guste. Ya nos vemos mañana, si eso.