País de gilipollas, sí (pero no tanto)

El tema es casi de risa. O quizá no, si uno piensa en lo que nos estamos jugando: manejar este país.

Bien. Pues resulta que al PP, en el afán divulgativo que le caracteriza, le ha dado por hacer un vídeo "promocional" que refleje cómo está el tema de la seguridad en este santo país (España), y no para precisamente sugerir nuestra similitud con Oslo -no tengo ni pajolera idea de la tasa de criminalidad en Oslo, pero imagino que muy alta no debe de ser-, cosa lógica por otra parte, tanto porque no nos parecemos, como porque ellos pretenden que lo tengamos claro. Como también es lógico, los responsables del susodicho partido contrataron la realización del citado "documental", "anuncio", "publirreportaje" o loquesea a una productora "especializada" -cuántas comillas, hay que ver, y es que hay tantas cosas que no sabe uno cómo llamarlas...- en este tipo de productos. También es cierto que si tenemos que dejarle esa tarea a Zaplana, Acebes et al., puede salir cualquier cosa.

Que es, en realidad, lo que ha salido, porque al parecer, en el vídeo resultante no sólo hay imágenes actuales, sino que además hay, admitido por el propio PP, imágenes de la etapa de Aznar y no de manifestaciones pacifistas, así como, según denuncia esta vez el PSOE, imágenes de Medellín (Colombia), que no es, como todo el mundo sabe, el paraíso de la calma y la seguridad, sino más bien todo lo contrario.

Así que, en definitiva, uno se pregunta si es que los gañanes de la productora -oloquesea- contratada no han sido capaces de encontrar imágenes actuales de la tan cacareada inseguridad ciudadana, y por ello han tenido que recurrir a imágenes del extranjero y otras legislaturas... del PP. Que bien visto, tampoco les habría resultado muy difícil en los tiempos en que vivimos, porque nadie se le escapa que inseguridad ciudadana, haberla, hayla. Por último, como corolario a todo esto, es difícil no pensar que, o a) en el PP creen que en este país somos gilipollas, o b) en el PP son gilipollas. Así que juzgen por ustedes mismos.

Para el hipotético caso de que sea "a)", somos gilipollas, sí, "señores", pero no *tanto*.