Ni puta gracia

No se si muchos de ustedes se dedican como parte de sus tareas profesionales —aquellos que trabajen— a hacer informes para clientes, pero en cualquier caso, seguramente casi todos hemos hecho algún trabajo para clase del que, sobre todo cuando se le dedican muchas horas, acaba uno tan harto que para intentar "combatir" un poco la rutina y la monotonía (y sobre todo si es un trabajo en grupo), pone alguna tontería que le haga reír un rato y que por supuesto, borra antes de entregarlo, so pena de que le saquen a uno los colores y algo más.

A veces pasa eso. Y a veces, algún idiota con mucho tiempo libre y demasiadas ganas de reirse de la gente, hace alguna estupidez y acaba en la cola del paro. Seguro que ahora ya no se ríe tanto.

«Un cliente de Valencia recibe una factura de Gas Natural que le apellida Gilipollas Caraculo»

(En realidad, al principio pensaba darle un tono jocoso al asunto, pero a medida que iba escribiendo el tema me hacía cada vez menos gracia, y la "broma" —si es posible llamarla así— ha acabando no teniendo ni puta gracia, así que eso es lo que hay).