Nación, quédate conmigo

Con todo mi amor, a ti, separatista, que sólo conoces tu concepto romántico de nación:

 

«Según la concepción clásica de finales del siglo XVIII se llama "nación" al pueblo estatal que se constituye como tal y se da una constitución democrática. Esta concepción compite con la surgida en el siglo XIX según la cual la soberanía popular presupone un pueblo que al contrario que el orden artificial del derecho positivo se proyecta en el pasado como algo que se ha desarrollado orgánicamente»

 

(J. Habermas, La inclusión del otro. Estudios de Teoría Política, Barcelona, 1999, pág 112).

Por cierto, ¿he dicho que tengo un nueve (9) en Filosofía Política? La única alegría en el plano académico de momento, pero alegría al fin y al cabo.