Montesa, 25 de agosto

El pasado miércoles volví, con Ana y Alex, a escalar en Montesa, la que es la escuela que más he frecuentado desde que estoy en esto de la escalada. Para calentar, y dado que la primera vía suele ser en la que estoy más inseguro, comenzamos por la derecha de la cara norte del Tormo Gros. Estas vías son sencillas, y están principalmente formadas por regletas verticales y buenos agarres, aunque he de reconocer que el tipo de roca de esta parte del Tormo Gros me resulta especialmente incómodo. Las fotos están tomadas desde la reunión de arriba.

Tras este calentamiento, pasamos a la parte derecha de la Paret de la Mola, donde tenía pendiente Xila, un 6a+ con un desplome a mitad de vía que la última vez me ví incapaz de superar. Esta vez, aunque no sin dificultades, y tras un par de intentos, conseguí montar la vía, aunque sigo teniendo pendiente encadenarla. Tras ésta, quise intentar Pepemite, un 6a+ a un par de metros escasos, que de nuevo, se limitó a ser un mal intento ya que mis dedos y brazos no estaban ya para muchos trotes.

Tras esto, cogimos los bártulos y volvimos a Valencia, listos para la salida a Montanejos que hicimos el pasado fin de semana. Más detalles en las imágenes.