La inteligencia televisiva al poder

Cada vez que veo en LaSexta un anuncio promocionando lo que ellos denominan Series de culto, me pregunto a qué mente lúcida se le ha ocurrido programarlas en el horario del llamado late night, es decir, de madrugada y a las tantas: justo después de Buenafuente. Aún teniendo en cuenta que esta cadena no quiere, o no está preparada para luchar todavía en el mundo del share con A3 o Telecinco —lo que le da una beneficiosa libertad— me resulta realmente curioso que dediquen tanta publicidad y elogios (la promoción se acompaña de alabanzas de showmen locales, como Buenafuente o Santiago Segura) a espacios cuyos horarios son aptos sólo para aquellos que no han de madrugar demasiado y/o no tienen especial apego por su cama. Lo que como supondrán, no es mi caso.

En fin. A mí hace mucho que la televisión no me quita el sueño.