Historias, segunda parte

¿Se acuerdan de lo que comentábamos el otro día?

 

«Por otro lado, según Jung, un brote de neurosis tiene un fin determinado, es una oportunidad para darnos cuenta de quiénes somos en oposición a quienes creemos ser. Al trabajar los síntomas que invariablemente acompañan a una neurosis —angustia, miedo, depresión, culpa, conflicto, etc...—, nos percatamos de nuestras limitaciones y descubrimos nuestras verdaderas fortalezas.»

 

Fraser Boa, El camino de los sueños.

(Ya sé que la psicología de Jung tiene algo de tiempo, pero bueno...)