Escalada en Jérica

Después de estar ayer sábado en Cheste introduciendo a mi hermano en esto de la escalada, y encadenar algún V+ (y un intento frustrado de 6a), hoy me he acercado a Jérica con dos amigos de Pacho, cuyo nivel está sensiblemente por encima del mio (la experiencia es un grado, y yo no llevo en esto más que tres fines de semana). La verdad es que después de ayer no llevaba los brazos lo que se dice demasiado frescos, pero han podido más las ganas que el cansancio. En Jérica, hemos empezado con un 6a, corto pero muy explosivo (creo que la Zigy Mogzisa, del sector L'Horta Vertical, aunque no lo tengo claro) y que me ha costado lo suyo encadenar. Después de eso, los brazos ya estaban más que calientes, y hemos pasado a Pirata de Hojalata, una V+ de dos largos que no estaba precisamente baja de grado, que hemos hecho de un tirón gracias a la cuerda de 70m que me agencié hace unos días. Aunque el segundo largo a partir de la reunión es bastante más sencillo que el primero, la salida de la reunión hasta que coges la primera chapa del segundo largo tiene su intríngulis y ha sido para mí uno de los peores momentos (claro que hay que tener en cuenta que llevas algo más de 20m de subida ya). Al final, con paciencia, una caña (figuradamente) y 13 cintas express, he conseguido encadenarla.

Y tras esa, con los brazos ya tocados, han empezado mis problemas, teniendo en cuenta que cuando no hay "maña" (técnica), acaba uno tirando de fuerza, y eso se paga. La siguiente vía, un 6a+ (Alvar el Vikingo), la he llevado relativamente bien durante algo más de la mitad, que es cuando mis brazos han dicho basta y he empezado a sufrir. Después de media docena de caídas y con los brazos para tirarlos a la basura, he tenido que rendirme a la evidencia y he bajado gracias a una reunión de un V+ que había a la derecha (es decir, que esta vez no me he dejado un maillon como hace una semana). La siguiente ha sido Tirant lo Blanch, otro 6a+ en el que he desistido de ir de primero por razones más que obvias; aunque no estaba ni mucho menos recuperado, he conseguido subir hasta la mitad sin caídas; el resto de la vía, a trancas y barrancas, descansando, cayendo (es un decir, iba top rope) y sufriendo para subir en adherencia.

En general, los V+ empiezo a controlarlos, con más o menos dificultades. Sobre los 6a, si estoy fresco y no son demasiado técnicos, es posible que consiga encadenar alguno, aunque con bastantes problemas. Respecto a los 6a+, hoy ha quedado patente que están de momento más allá de mis posibilidades cuando la cosa se pone realmente vertical. Me hace falta bastante técnica de pies, algo bastante comprensible por otro lado con la experiencia que tengo.

El sábado que viene vuelvo a Montesa con mi hermano Luis, a que aprenda a la maniobra, practique algún IV+ y quizá si se siente cómodo y con fuerzas encadene alguna vía. Veremos cómo se nos da.

(Los grados están sacados de enlavertical.com, aunque varían ligeramente de unas referencias a otras).