Desnúdate

Dices que no tienes tiempo de exponerme tus ideas. Que no tienes ganas de contarme tus pensamientos. Que tus sentimientos son tuyos y de nadie más. Que no tiene sentido explicarme nada en absoluto. Que no entiendo nada. Que no te escucho, que no te presto atención, que no me intereso por ti. Que soy un desconocido. Que no me conoces, que no te conozco, que somos extraños el uno para el otro.

Quizá tengas razón, después de todo. Quizás sólo quiera tus sensaciones.

Desnúdate.