Adieu pardieu

Mensaje: El niño se pira a Baqueira a hacer un poco de snow. Por dios, pero que pijo me siento y como me mola.

Reflexión: A veces me siento mal por estos posts tan banales y carentes de finalidad. A quién le importa, después de todo, si yo me voy a hacer snow o no, y si me voy a Baqueira o a Aspen (juurl!). Quizás los blogs (imagino que el término correcto es más "bitácora" pero siempre me ha sonado un poco a "Quinto día sin avistar tierra. El agua escasea y el contramaestre no para de rezar en la cubierta...") respondan a alguna necesidad sociólogica, que al final, es lo que se dice casi siempre que no se desea indagar en algo. Es cuanto menos curiosa la "necesidad" que tienen algunas personas de exponer al mundo lo que pasa por sus cabecitas (que generalmente no suele ser mucho). Estoy seguro que el narcisismo tiene algo que ver en todo esto: Mi opinion counts. Y lo dejaré ahí por hoy, ya que creo que con el sentimiento de vanalidad me vale por el momento, ahora más acentuado incluso a causa de tan patética pseudo reflexión. Le decía Robert de Niro a su hijo en Historias del Bronx que no hay nada peor que el talento desperdiciado. Por eso me siento tan mal constantemente. Que miserable intelectualmente me siento a veces.

Post-Reflexión: Las fallas ya están aquí. Y con ellas, las vacaciones. Sobre el tema del talento, ya hablaremos en otro momento partiendo por supuesto del hecho (probado) que lo tengo a carretillas. Escribiría mas, pero es la hora.