Tomando ejemplo

Leo hoy en elmundo.es que han ejecutado en China al ex director de la agencia reguladora de alimentos y fármacos por corrupción: aceptar sobornos por aproximadamente 616.000 euros, incluidos regalos. Sentencia y ejecución en poco más de un mes. Ya saben, y si no lo saben se lo digo yo, que estoy totalmente en contra de la pena de muerte. Pero...

... ¿se imaginan cómo cambiaría el panorama político y social de este país si, tomando ejemplo, colgasen a un par de políticos de estos que nadan en el dinero de las comisiones de los constructores?

Bien, ¿no?