Operación retorno de vacaciones

Dentro de unos días, cuando acabe la operación retorno de vacaciones de la DGT, los organismos públicos correspondientes y las cadenas de televisión empezarán a lamentarse del número de víctimas que, como dicen ellos, la carretera se ha cobrado este agosto.

Lo que más me sorprende es que, valga la redundancia, alguien se sorprenda de que los números no sean el doble o el triple. Es decir, me parecería mucho más normal algo como: "Afortunadamente, este agosto sólo se han matado X personas en las carreteras", visto como conduce la gente. Dejando aparte que las carreteras y la señalización en este país deja mucho que desear, la mayoría de los conductores desconocen los límites de velocidad, adelantan cómo buenamente les da la gana (de carril a carril y tiro porque me toca), y desconocen el concepto de distancia de seguridad... y que las luces "largas" no son para que te apartes del carril rápido, por poner algunos ejemplos. Sólo es necesario conducir un poco por autopista para ver muchos ejemplos. Lo repito: no se cómo la gente no se mata más. No se de qué nos sorprendemos.

No es cuestión de ser optimistas; sólo hay que ser realistas.