Majuncio

En Majuncio, pueblo al norte de Pancuja, habían decidido cambiar el habitual rojo-amarillo-verde de su único semáforo por la tricolor republicana. Bueno, no. En realidad no lo habían decidido. Alguien lo había decidido y simplemente nadie había hecho ni dicho nada. Rojo-amarillo-morado. Transcurridos los primeros días, el cambio tampoco fue demasiado relevante. Antes, verde, pasar. Ahora, morado, pasar. Hasta que un buen día alguien pintó encima del morado. Con rojo. Y en aquel caso tampoco nadie hizo ni dijo nada.

Y todavía hoy puede verse una hilera de coches y carros, esperando a que el semáforo se ponga verde... o el republicano vuelva al pueblo.