Contenido explícito

Pienso en unas miradas nerviosas que se acercan y se alejan, en el contacto intencionado de tu cuerpo contra el mío, en una espalda arqueándose, en unas piernas que se abren invitándome a entrar. En el sabor de tu sexo, el sabor de tus pechos y el sabor de tus labios, en una lengua húmeda y caliente perdiéndose en mi boca, en tu saliva y en esos labios pegados a los míos. En tu sonrisa y esos ojos cerrándose al sentirme acariciar tu sexo como algo que me pertenece. En instintos primarios, en tus pezones, en mis dedos buscándolos y en el gemido que emites al sentir mis manos frías sobre tu cuerpo caliente. En la sangre fluyendo por mis venas, en tu respiración agitada, en tu lengua lamiendo mis dedos y mis dientes mordiendo tus labios. En esa falda y el sexo que se humedece debajo de ella, en palabras obscenas al oído, en mi sexo erecto y caliente y este molesto botón, en mis pantalones y en tus manos dentro de ellos. En poseerte, en animales en celo, en tu sexo y en mi sexo, en mis dedos debajo de tu falda, en mis dedos debajo de tus bragas, en mis dedos dentro de tu coño. En montarte, en lamerte como un perro, en tu sexo afeitado, húmedo, caliente, mojado, en mí dentro de ti y en tu cuerpo cabalgándome.

Pienso en comerte y en que me comas. Pienso en follarte y en que me folles.