En caída libre

No sé si han estado en el Parque de Cabecera, en Valencia. Lo que les muestro debajo es un pequeño escenario de madera que hay en dicho parque, pensado —imagino— para obras teatrales, conciertos, etc. Al tipo de la foto no lo conozco, por cierto.

Justo detrás del escenario, y como pueden ver, hay una caída de tres o cuatro metros, por lo que conviene no saltar. Pero eso es una opinión mía...

... y Samy opina de otra forma.

Y es que el mundo es de los valientes, o al menos de los inconscientes.