(Albert) Pla, y Gio (vanni van Bronckhorst)

Ya he dicho hasta la saciedad que tengo poco tiempo. O menos. Así que hoy, para evitarme el cansancio de escribir algo medianamente interesante y original, me dedico un texto que no es interesante pero sí original, que he plagiado y ligeramente modificado, toma pareado, y del que ni siquiera voy a decir de dónde lo he copiado; qué ruin y qué mezquino. Y dice así:

 

«Juro que me gustaría escribir más. Largos posts con fotografías. Historias cotidianas y pensamientos profundos. Cartas, misivas, epístolas que os adoctrinaran. Ser Pablo y vosotros los corintios.

Pero estos días termino cansado de trabajar. [...] Y al llegar a casa me espera [...] (un piso que pintar y limpiar, unos muebles que montar, y) una princesa a la que atender.

Cosas del directo. Tendrán que esperar ustedes a la semana de oro del Corte Inglés.»

 

Por otra parte, he visto que descienden el número de visitas y comentarios, por lo que quizá debería darme un voltio -qué moderno soy, ¿eh?- por algunos blogs y dejar unos cuantos comentarios para que gente a la que no conozco, que nadie se me ofenda, que no me interesa, y que, de forma recíproca, a la que no le intereso, lea las primeras dos líneas del post de ese día y se vayan para no volver nunca. Bueno, quizá cuando tenga más tiempo. Ahora que les den.