Para variar, nada nuevo bajo el sol

Creo que ya lo he dicho alguna vez: en este país la justicia es una (puta) mierda. Aunque como también dije en aquella ocasión, eso no es un secreto ni sé de qué me sorprendo. Sí, creo que hasta utilicé las mismas palabras. Si es que soy de un original que tumba de espaldas. Bonita expresión. Bueno, que me disperso, a lo que iba.

Lo que decía viene a colación, obviamente, de las sentencias -no firmes- de la Audiencia Nacional contra los tres policías que realizaron detenciones ilegales de tres militantes del PP en una marcha de la Asociación Víctimas contra el Terrorismo el pasado 2005. No voy a entrar en si hubo mayor o menor grado de agresividad contra José Bono, aunque creo que eso lo han probado sobradamente las cámaras, y hasta el periódico El Mundo -de tendencias más que PartidoPopulares- proporciona imágenes de la (¿presunta? ¿O eso aquí no hay que decirlo? Nota: esta es una pregunta técnica, no un uso de la ironía) agresión. Pero no importa, vamos a suponer que dichos agentes se extralimitaron en sus funciones y detuvieron a tres personas que aparte de empujar y pegar gritos no hacían otra cosa (eso sí que lo hacían). Y está claro que no se puede detener a nadie por eso. Bueno, si gritas contra el ciudadano Juan Carlos Borbón, como dice la Raola, pues a lo mejor (que va a ser que sí), pero no nos vayamos del tema que al final me pierdo. Prosigo...

Debo decir antes que no soy el más ferviente defensor del Cuerpo Nacional de Policía. Pienso que es un cuerpo necesario, que a veces se pasa y a veces no hace nada (de nada). Y aun teniendo en cuenta que probablemente, de los tres "a veces" mencionados, dos vienen "aconsejados" por las altas instancias extra policiales, démosle al César lo que es del César: la mayor parte del tiempo son útiles, a pesar del mucha policía poca diversión. El caso es que estos tres policías han sido condenados a cinco años de cárcel uno de ellos, y tres años de cárcel cada uno de los otros dos, sin tener en cuenta los años de inhabilitación que les han caído.

Obviamente, que un funcionario del Estado que debe velar por la seguridad, el bienestar, el orden y vete tú a saber cuantas cosas más, realice una detención ilegal es un hecho muy serio y muy grave, ya que va precisamente contra sus funciones, pero que por ello los metan en la cárcel, me parece excesivo y totalmente desproporcionado, porque sin hacer demasiada memoria, que no hace falta, esto nos lleva a concluir que en este santo país es peor este hecho (que, no nos equivoquemos, y esto no pretende servir de excusa, no es la primera vez que pasa), que no creo que haya afectado gravemente a las vidas de los detenidos, que atropellar a alguien sin carnet de conducir tras lo cual darse a la fuga. Y para no limitarme a nuestro querido aprendiz de conductor, seguro que el colectivo de mujeres víctimas de violaciones tiene apuntada más de una sentencia más que benévola, por no llamarla otra cosa (es que la mujer llevaba falda, oiga, e iba provocando).

Esto, como corolario, nos conduce a lo mismo con lo que habíamos empezado este post: que en este pais la justicia es una puta mierda y cada día está peor. Aunque eso no es ningún secreto y no sé a estas alturas de qué me sorprendo.

Es decir, nada nuevo bajo el sol.

Nota: lo de "querido" es broma.

Más de lo mismo

«BARCELONA.- El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona que ordenó el día 24 de diciembre a los Mossos investigar las lesiones de Alba C.C., de cinco años, lo hizo mediante un oficio enviado por correo ordinario, en una carta que llegó a la comisaría central de los Mossos el 10 de enero, 17 días después. [...]

La menor se encuentra en estado de coma por una paliza. [...]»

[El Mundo]

 

La justicia en este país es lenta, ineficaz, está politizada, llena de inútiles y es ajena por completo al concepto de "responsabilidad". En resumen, es una puta mierda y cada día está peor.

Aunque eso no es ningún secreto y no sé a estas alturas de qué me sorprendo.

Decídanse de una puñetera vez

Al parecer, han condenado en Viena al "historiador" británico David Irving a tres años de cárcel por negar el Holocausto. Creo que está claro el uso de las comillas después de tal afirmación.

Y yo que pensaba que la libertad de expresión era un valor sagrado de la civilización occidental. Menos cuando la libertad de expresión resulta molesta para la propia civilización occidental, claro; pues a ver en qué quedamos, leches. Aunque eso no quita, por supuesto, que piense que este tipo es un animal y un pobre desgraciado.

Yoquesé. Si es que es muy tarde para pensar y además no se me da nada bien, pero hay algo en esto que no cuadra del todo aunque como he dicho, ni ganas de ver qué narices es.