Nos vamos de concurso (o no)

El pasado viernes, un tal Rafael G. me dejaba este comentario, justo después de fallar la pregunta antispam y tras leer —parcialmente al menos— mi autobiografía:

 

«Hola, Insociable. Porque pensamos que la honestidad brutal es una forma de locura, te invitamos a que participes en nuestro programa. Estamos buscando gente chalada que esté dispuesta a cualquier cosa por ganar un coche. El concurso se llamará DISTRACCIÓN FATAL. Si alguien quiere participar, sólo tiene que escribir a:

concurso [en] distraccionfatal [punto] com rafa.redaccion [en] gmail [punto] com

Envía esta información a todos tus contactos. Que nadie se quede sin saberlo».

 

A pesar de lo que pueda parecer, seguramente tras la entrevista verían que soy realmente un tipo bastante serio y que no da demasiado juego. Rebuscando un poco además, ejem, lo cierto es que no es el tipo de programa al que yo iría, pero oiga, que hay gente para todo, y sirva esto como publicidad gratuita, que es después de todo lo que buscaba Rafa.

Y no, claro que esto no es un blog de propaganda, y es obvio que el mismo mensaje —el mismo que ese primer comentario no incluido— ha sido posteado en algún otro blog, pero bueno, yo no soy Borjamari y es casi la una.

Y punto.