Necesito matar a alguien

Hoy he descubierto que un hijo de la gran puta me ha rayado intencionadamente y por simple diversión, parece que con una llave, el lateral del coche. Desde el borde trasero de la puerta del copiloto hasta prácticamente el faro delantero. Teniendo en cuenta lo laxas que son las penas por asesinato en este país, deseo con todas mis fuerzas encontrar a algún hermano del hijo de la gran puta que les decía (porque al mío asumo que no lo voy a encontrar), en plena faena haciendo alguna de las suyas. De ese modo sospecho que aunque no arreglase el lateral del coche, al menos se me calmaría un poco la mala hostia. Ah. Y no, yo no aparco *nunca* (y cuando digo nunca, quiero decir nunca jamás) en pasos de cebra, encima de aceras, calles peatonales o demás lugares en los que pueda desatarse la cólera colectiva. Así que no existe justificación alguna: es un, de nuevo, hijo de la gran puta.

En cualquier caso, si en unos días no hay nada nuevo por aquí, significará que yo estoy en la cárcel cumpliendo condena y él criando malvas.