Gilipollez

No es que no quiera, de verdad. Tampoco es que no se me ocurra nada. Es que entre el piso al que me voy a ir a vivir en breve y mis obligaciones como pareja, completamente ineludibles -y no es que yo quiera evitarlas, no se me malinterprete- la verdad es que no me queda últimamente demasiado tiempo para escribir. Así que mientras veo cómo poder volver a escribir sin morir en el intento -y es que cada día trabajo más y duermo menos-, aquí os dejo un jueguecito para que al menos os entretengáis unos minutos.

http://www.notdoppler.com/pointer.php

Por el amor de dios y la virgen María, que post más triste.