Esmoquin 2

Supongo que el hecho de que ayer no escribiese nada sobre la obra de teatro que fui a ver a diferencia de lo que hice tras ver la obra El Precio, es indicativo suficiente de que me entusiasmó mucho menos.

La obra en sí no está mal, sobre todo si eres de risa fácil, como al parecer era la mayoría del público. Incluso si no es así, tiene varias situaciones divertidas, pero tampoco es que te tronches. No llega a ser Lina Morgan, pero toda la obra se sustenta demasiado en la forma de hablar y comportarse de Arturo Fernández (aunque eso era de esperar), y le falta contenido por todas partes. Supongo que la impresión queda definida también al comparar la obra con la de Arthur Miller que ví el pasado jueves, de mucha mayor profundidad.

En definitiva, no estuvo mal como experiencia, aunque no repetiría aún a pesar de que la alternativa fuese ver al Barca perder por 4-2.