Curiosidades

Es curioso.

Llamo al servicio de atención al cliente de Endesa para realizar una consulta sobre mi última factura. La amable persona que me atiende, tras preguntarme el motivo de mi llamada, me comunica que debido a precisamente un problema del sistema con el módulo de facturas (¡vaya por dios!), no puede atenderme en ese momento, y me pide que vuelva a llamar pasadas un par de horas. Le doy las gracias, me despido dándole las buenas tardes y cuelgo.

Espero 5 segundos.

Llamo al servicio al cliente de Endesa para realizar una consulta sobre mi última factura. La amable persona que me atiende, tras preguntarme el motivo de mi llamada, me solicita los datos de rigor y tras realizar las pertinentes comprobaciones, me proporciona los datos que le había pedido. Le doy las gracias, me despido dándole las buenas tardes y cuelgo.

Y no es la primera vez que me pasa. Cosas de la informática y los sistemas, you know. -

Otra cosa que me ha resultado curiosa es que la no-tan-amable persona de Endesa Online con la que he tenido el privilegio de hablar se refiriese al personal de atención al cliente de Endesa como "los señores de Endesa Energía" («...dígale a los señores de...»), de manera no poco despectiva. A punto he estado de preguntarle dónde estaba yo llamando (ah, ¿pero es que no son la misma compañía?), pero para qué. Gilipollas hay en todos lados, y todos tenemos un mal día, y no es cuestión de ponerme a discutir ni con los primeros, ni con los segundos.

Así que, como suele decirse, a tomar por culo.