Cobardía

«Por mí se va a la ciudad doliente;
por mí se va al eternal tormento;
por mí se va tras la maldita gente.

Movió a mi Autor el justiciero aliento:
hízome la divina gobernanza,
el primo amor, el alto pensamiento.

Antes de mí, no hubo jamás crianza,
sino lo eterno; yo por siempre duro:
¡Oh, los que entráis, dejad toda esperanza!
»

— La Divina Comedia de Dante Alighieri.
     Canto Tercero. Vestíbulo: Cobardía.
     Traducción en verso ajustada al original por Bartolomé Mitre.

     (Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)