María (tenia razón)

María es la feliz madre de tres niños -dos niños y una niña- y esposa desde hace diecinueve años de un hombre del que está locamente enamorada. Su vida roza la perfección, en todos los aspectos. Tiene un trabajo que le gusta, un marido que le adora y unos hijos encantadores. Sin embargo, hace mucho que apenas duerme por la noche, porque a María le atormenta la idea de que una noche algún miembro de su familia la asesine mientras ella duerme. Aunque ella sabe que algo así es una locura, e intenta convencerse de que eso no puede pasar, también se dice a si misma que después de todo, a veces la gente se vuelve loca sin razón alguna, y no se puede hacer nada contra eso.

Una noche, María se levanta, va a la cocina, coge un cuchillo y uno tras otro, degüella a los tres niños y a su marido mientras duermen. Tras esto, contenta por haber encontrado finalmente una solución a su problema, María se mete en la cama y por primera vez en muchos años, mientras su familia muere desangrada, duerme toda la noche sin despertarse.