El jardinero fiel

Como me había propuesto, ayer fui finalmente a ver El jardinero fiel, también solo, con lo que se acaba el capítulo de películas tengoqueverantesdequelasquiten, hasta el fin de semana al menos (ejem... y voy a hacer como que no sé que quería ver Una historia de violencia). Es paradójico que Ó. quisiese verla y yo no accediese en su momento, y haya acabado viéndola yo y él no.

Dirigida por Fernando Meirelles, la película está basada en una novela de John Le Carré... y hasta aquí puedo leer. Conspiraciones, asesinatos, política... Le Carré en estado puro. Aunque no es una historia real, al final de la película, aquello de All characters displayed blablabla ficticious blablabla any coincidence blablabla... es rematado por un pequeño comentario que, aunque no pude leer por completo, parece venir a decir que sí, que la historia y los personajes son ficticios, pero que la experiencia del autor durante su estancia en África le ha demostrado que quizá no sea todo tan ficticio. No sé si habla Le Carré o Meirelles.

Lo cierto es que, aunque me habían hablado muy bien de esta película (metacritic la pone bastante bien), no salí demasiado entusiasmado. Es cierto que Ralph Fiennes está impecable en su actuación, que salva en mi opinión la película, y la fotografía es muy buena, pero ahí se acaban para mi los elogios.

Y es que aunque la denuncia que contiene es legítima y basada sin duda en hechos reales, da la sensación de no acabar de arrancar, de quedarse en la superficie, permaneciendo en todo momento en un segundo plano, donde la relación entre Fiennes y Weisz adquiere una importancia que parece no corresponderle. Rachel Weisz está correcta en su papel, aunque su personaje hace que Fiennes parezca un pánfilo durante gran parte de la historia. Pero eso es problema del guión, no de Weisz. Y para acabar, aunque el montaje es correcto, se abusa de los efectos visuales y sobre todo, de la cámara al hombro y los cambios bruscos de plano, llegando a resultar excesivamente agobiante en algunos momentos.

En resumen, la película está bien, pero a estas alturas, hay cosas mucho mejores en cartelera.

-

Por cierto, John Le Carré es en realidad David John Moore Cornwell