Yo no soy Christian Monzon

Es bastante obvio que yo no soy Christian Monzon. Eso creo que lo tenemos todos, incluido yo, bastante claro. Creo que hasta Christian Monzon lo tiene claro. Y más claro debería estar que tampoco soy Fernanda Tavares. Por eso, cuando Lorena (mi ex) trajo un día a casa esta foto recortada de una revista (era la que buscaba en este comentario) al tiempo de volver yo de Atlanta, fue curioso y alimentó bastante mi ego, que mi bro, que me conocía entonces unos 25 añitos, me mirase a mi, mirase la foto, me mirase a mi, mirase la foto, me mirase a mi, y mirase a la foto, mientras su cara de póker iba in crescendo, y finalmente preguntase ¿Cuándo te la has hecho?

A lo que yo respondí, con total convicción, por supuesto, Cuando estuve en Atlanta. ¿¡Y porqué no habías dicho nada hasta ahora?!

Bueno. Ha quedado claro que no soy yo, más que nada porque aquí todo el mundo sabe o intuye sin necesidad de decirlo, que no soy modelo ni trabajo para Dolce Gabbana (muy a pesar de Laura). Pero al menos puedo decir que en opinión de Lorena (o según la que tenía por aquel entonces), teniendo en cuenta mi físico de hace un año y pico, que tampoco ha variado demasiado, y que por aquel entonces llevaba el pelo al uno, mi cara de perfil es la misma, y tengo el mismo culo, la misma pierna, la misma espalda y el mismo brazo... bueno, el antebrazo quizá no. Es verdad que quizá no fuese 100% objetiva, ya que me miraba con buenos ojos, pero que mi hermano no distinguiese que el de esa foto no era yo, ratifica al menos en parte su opinión.

Y es que quien no se conforma es porque no quiere. Espero que con la tonteria no me dé por cortarme el pelo al uno.

(Aunque todo sea dicho, lo pienso cada vez que me lo corto al dos... es como si me llamase...El uuuuunooooo, coge el uuuuunoooo...)