Editoriales "trampa"

A raíz de un tweet de Taty que leía hoy en twitter, en el que comentaba que había contactado con ella una editorial un poco rara ofreciéndole a las bravas publicarle, sin más detalles, me he decidido a contarles un poco más del tema. Vamos allá.

Al igual que ella, hace unas semanas recibí un e-mail de una tal Verónica en representación de una tal Ediciones Papel y Boli, cuya web ha desaparecido, pero que sigue teniendo su twitter (nótese, para abrir boca, que la imagen de perfil tiene la marca de agua del repositorio de imágenes de donde la han sacado: 123RF):

Captura.JPG

No reproduzco el e-mail para ahorrarme problemas, pero lo que viene a decir es que:

  • Son una editorial tradicional que publica a noveles que utilizan como difusión de sus obras las redes sociales, blogs, páginas web, wattpad, etc.
  • Les gusta mi blog y mi estilo de escritura. 
  • Quieren empezar a publicar en verano de 2017.
  • Para abaratar costes, no hay servicio de corrección, pero ellos se encargan de toda la publicación, el autor no suelta un duro. 
  • Insisten en su apuesta por noveles y en que no son una empresa de coedición o autoedición.

Visto así, no pinta mal. Bueno, no pinta mal si ignoras el dicho ese que dice que si algo parece demasiado bueno para ser verdad, es que no lo es.

A continuación, les mando un e-mail y les pregunto qué tienen pensado publicar de "mi obra", teniendo en cuenta que no soy el escritor más popular en redes sociales, que las estadísticas no muestran que nadie haya estado analizando los relatos de mi blog y que, sorpresa, no mencionan el manuscrito que tengo acabado. 

La respuesta vuelve a insistir en que no hay coste para mí, ni letra pequeña, y me adjunta un modelo de contrato tipo para que lo lea (no para que lo firme). Aquí es donde se le empiezan a ver las orejas al lobo: 

  1. Ellos gestionan la presentación en tu ciudad, pero no asisten. En su lugar, te envían X ejemplares para que tú los vendas en la presentación, y al día siguiente tienes que ingresarles en su cuenta lo que hayas vendido menos tu 10%. 
  2. Un año (!!) después de la presentación, le abonan al autor el 10% de los libros que se hayan vendido durante ese periodo, siempre y cuando la cantidad sea superior a 150 euros. 
  3. Si no llegas a 150 euros, te pagan lo que toque en libros.

Bien. Si suponemos un libro de 15 €, tú te llevas 1,5 € / libro. Para ganar 150 euros tienes que vender al menos 100 libros. No son una barbaridad, pero hay que tener en cuenta que tú ya has surtido de ejemplares a tus conocidos, familiares y amigos, y que a partir de la presentación dependes en gran parte de la red de distribución que tenga la editorial, así que tampoco pinta demasiado bien.

Dicho eso, le pregunto a la tal Verónica dónde puedo comprar un libro que hayan publicado y cuál es la red de distribución. Básicamente me dice que acaban de empezar y que no tienen libros publicados, y que bueno, si envían mi ficha de autor a las librerías y ven que soy novel y no quieren los libros, ellos no pueden hacer nada. Vaya. 

Aquí el tema ya olía mal, así que me voy al registro de dominios .es, www.nic.es, y consulto quién tiene registrado edicionespapelyboli.es. Por suerte, al registrar el dominio no contrataron el servicio de whois anónimo, que te permite ocultar los datos del registrante (por ejemplo, los datos de contacto técnico y administrativo de benetnavarro.es están ocultos).

Lo que obtenemos (esto es información pública del titular del dominio) es lo siguiente:

Captura.JPG

Aquí ya empezamos a ver más información: Ediciones Unamuno. Si nos vamos a Internet, encontramos al menos un comentario que no habla especialmente bien de la editorial en cuestión (es una opinión de una persona, no obstante, así que como todo, hay que cogerlo con cierta cautela).

Si ahora nos vamos a la editorial que había contactado a Taty, Ediciones Mouse, y repetimos la consulta a NIC.es, tenemos que es la misma persona. Con otro e-mail, pero la misma:

Bueno, entonces tenemos que Ediciones Papel y Boli, Ediciones Mouse y Ediciones Unamuno parecen ser editoriales de la misma persona. Parece claro que algo no anda bien, y más si echamos un ojo al twitter de la primera:

Así, más de 300 tweets. Sin ningún tipo de personalización ni pudor. Estaremos de acuerdo en que no parecen muy selectivos, la verdad. O eso, o es que quieren publicar a todo Internet. Eso no es, ni siquiera aunque hubiésemos hecho el trabajo anterior, una señal positiva.

Sin embargo, aun así, cabe preguntarse: ¿dónde está el truco? Porque si ellos asumen el coste de la publicación, algo tienen que creer en tu obra, ¿no? 

Pues no necesariamente. El truco lo desvela el comentario que les ponía arriba. Imaginen que en la presentación venden ustedes al menos 50 ejemplares: amigos, compañeros de trabajo, familiares, etc. Si ponemos el libro a 15 €, eso son 13,5 € x 50 ejemplares = 675 € para la editorial.

No, claro, no es todo beneficio, pero piensen ahora qué pasa si no hay red de distribución (recordemos, ellos ni se desplazan a la presentación de tu libro y curiosamente, hay una tal editorial "Antonio Gómez González", cuyos libros o están descatalogados o están solo en una librería, editorial que no obstante puede o no tener algo que ver con la persona de arriba) y la calidad de la impresión es mínima. Supongamos que sacan 300 € por autor.

Ahora, repitan el procedimiento 50 veces. ¿Ven ya dónde está el truco?

[Actualización: nótese que esto es una especulación, y no necesariamente ha de responder a la realidad, pero es una hipótesis factible].

 

* * *

 

Personalmente, no califico a estas editoriales de estafa, porque al fin y al cabo, sí publican el libro.

[A raíz de la repercusión del post, quiero dejar esto claro para evitar cualquier tipo de malentendido (y problema legal): no estoy diciendo que estas editoriales estén estafando a los autores. El autor firma un contrato y si la editorial lo cumple, no se le puede acusar de nada. Otra cosa es que luego no sea lo que uno espera, pero para eso hay que leer bien el contrato, aclarar y poner por escrito todas las cláusulas y detalles que uno crea necesarios, y si se tienen dudas, no firmar].

Sin embargo, sin red de distribución ni apoyo posterior para la venta, lo más probable es que más allá de la presentación no vendas ni uno e incluso que te cueste conseguir un ejemplar para algún miembro de la familia que se ha quedado sin él. También puede ser que a alguien le funcione, y no dudo de que en algún caso lo haya hecho, pero no apostaría a que son la mayoría. Creo que se nutren del entusiasmo de muchos noveles para hacer un negocio que si bien legalmente (al menos lo que yo he visto) no tiene nada de reprochable, desde un punto de vista ético pinta de otra forma.

De hecho, si esa es la opción, ¿no merece más la pena la autopublicación, donde tú controlas todo el proceso?

La lección definitiva es que antes de firmar nada, investigues la editorial, obras anteriores, su actitud en redes sociales, su página web, opiniones en blogs, etc. Y cualquier detalle que consideres ambiguo, acláralo y ponlo negro sobre blanco y cristalino como el agua en el contrato. 

Recuerda: si algo parece demasiado bueno para ser verdad, lo es.

 

* * *

 

Por cierto, la semana que viene tendré, finalmente, noticias del manuscrito. Ah, y también he creado una lista de correo, por si se aburren.